Make your own free website on Tripod.com
Los cuernos de su cráneo, los tatuajes en su rostro, y su mirada encendida de odio inyectan terror en el corazón de sus oponentes.