Make your own free website on Tripod.com
Azul "Guerra de las Galaxias". No es una licencia poética. Explica una situación peculiar: En el rodaje de un gran número de escenas de "La Amenaza Fantasma", los actores se encontraron rodeados por grandes paneles de material azul, y algunas veces, sólo rodeados por eso. Estos paneles permitieron incluir a dichos actores en escenas ya rodadas, o en entornos que áun no habían sido creados, como ciudades galácticas o exóticos planetas.
El proceso de "pantalla azul" implica filmar ante unos paneles azules brillantemente iluminados. Tras un proceso de retoque óptico, es posible colocar a los sujetos que están siendo filmados en cualquier escena.
A menudo, ese fondo azul en la postproducción es sustituido por pinturas especiales que recrean algún escenario en particular.
De esta manera se coloca a los actores en planetas exóticos o se simula que las ventanas de una nave muestren una batalla espacial donde los cazas espaciales se mueven como enjambres enardecidos. ¿Dónde conduce esta pasarela?... Dejemos volar la imaginación.
Por ello, los platós de rodaje de "La Amenaza Fantasma" estaban llenos de azul. Grandes cortinajes que cubrían muros increíblemente altos, e incluso el techo, se encontraban por todas partes. En ocasiones, vehículos o maquinaria con los que los actores interactuaban tenían zonas azules. Tras el proceso de Efectos Especiales, ese azul desaparece para dejar paso a los detalles visuales que nos enseñan la Galaxia de George Lucas.
En esta imagen vemos a uno de los dobles especialistas efectuando un increíble salto que veremos en la pantalla de forma muy distinta.
Todo esto puede resultar desconcertante para muchos, sobre todo para los actores, que efectuan muchas veces su labor ante pantallas azules que ni ellos mismos saben qué mostrarán cuando la película esté terminada.
Tanto para los actores como para el personal de rodaje, este azul es un símbolo de imaginación. Iluminado por luces de espectro especial, brilla con un tono extraño y distintivo, como un vibrante y fluorescente muro de energía. Todo ello no hace sino aumentar la leyenda del Episodio I como una obra maestra de arte, ingeniería e imaginación.