Make your own free website on Tripod.com
Natalie Portman, Reina a los 18.

Incluso eliminando las películas, las portadas de revistas, y los fans incondicionales, Natalie Portman sigue pareciendo una princesa. Inteligente y encantadora, es muy educada, generosa ante los elogios, y discreta sobre su vida personal cuando se encuentra a innumerables periodistas que le preguntan sobre una película que, a los dieciocho años, la ha convertido en una de las actrices más famosas del mundo. Nacida en Israel, siendo su padre de Cincinatti, Natalie tiene el papel de la Reina Amidala en "La Guerra de las Galaxias - Episodio I - La Amenaza Fantasma". Se espera que continue desempeñando dicho papel en los episodios II y III. No muy alta y de cuerpo delgado, Portman parece tan frágil como una muñequita de porcelana; impresión que desaparece en cuanto habla. Nos comenta sus esfuerzos para graduarse en su Instituto de Long Island. Está muy ilusionada con la nueva película, pero le ilusiona aún más entrar en Harvard.
"Odiaría que mi vida transcurriera sin saber más de lo que sé ahora", afirma. Natalie continuará trabajando en el cine durante las vacaciones de verano. George Lucas comenta en ocasiones que se convenció muy pronto de que ella era la elección correcta para el papel de la Reina Amidala en "La Amenaza Fantasma": "Natalie es muy inteligente y tiene una gran presencia y una personalidad muy fuerte, y al mismo tiempo es muy joven" dice Lucas."Necesitaba a alguien que interpretara e hiciera creible el papel de una joven de 14 años de edad que es elegida para gobernar un planeta".
"La Amenaza Fantasma" ha elevado a Natalie Portman a las más altas cotas de fama entre sus contemporáneos. Hasta que fue elegida para interpretar a Amidala, Portman no había visto nunca la anterior Trilogía de "La Guerra de las Galaxias". Le encantó verlas, pero dudaba si aceptar o no el trabajo que George Lucas le ofreció hace tres años. Entendía la magnitud de popularidad que dicho papel le daría; y no estaba segura de quererlo, ya que no estaba segura de si sería apropiado comprometerse a interpretar el mismo personaje hasta cumplir 24 años. "Cuando tienes 14 años, no sabes qué quieres hacer con vida; en ocasiones no sabes incluso lo que quieres hacer el resto del día; por lo que fue una decisión muy dificil para mí".
De todas maneras, Natalie afirma no arrepentirse del camino elegido, aunque el trabajo realizado en el rodaje del Episodio I fue más duro de lo esperado. Eran jornadas de 16 horas de trabajo, con un tiempo horrible en Túnez, y solitarios fines de semana en Londres lejos de los amigos y la familia. "Esta ha sido la primera película en que se me ha tratado como una adulta", afirma. "Siempre que eres adolescente deseas que te traten como un adulto mientras creces, pero cuando eso ocurre, es un shock." Natalie Portman expresa su admiración por el personaje que interpreta, la joven líder de una república planetaria: "Amidala tiene una especie de idealismo indestructible, me encanta que este personaje sea una mujer joven, ya que las chicas no solemos tener este tipo de papel en la realidad cotidiana. Las chicas pierden mucha confianza en sí mismas mientras pasan los años. Se preocupan a veces más por su aspecto que por su inteligencia o personalidad".