Make your own free website on Tripod.com

En el Episodio VI, "El Retorno del Jedi", Luke Skywalker, Leia, Chewbacca, Lando Calrissian, y los Androides R2D2 y C3PO; se dirigen a Tatooine para rescatar a Han Solo , que sigue congelado en carbonita, de las garras del malvado gangster Jabba el Hutt.

Mientras tanto, el imperio ha comenzado la construcción de una segunda Estrella de la Muerte, todavía más terrorífica que la primera. El propio Emperador Palpatine ha acudido a supervisar la fabricación de la misma.

Tras rescatar a Han, Luke viaja a Dagobah, donde Yoda, agonizante, le revela que Darth Vader es su padre, y el espíritu de Obi Wan le dice que Leia es su hermana. Después, Luke y sus amigos se dirigen a la Luna Forestal de Endor con la intención de sabotear el escudo que protege la nueva Estación de Combate.

Al llegar a Endor, Luke siente la presencia de Vader en la cercana Estrella de la Muerte.Tras revelarle a Leia que son hermanos gemelos, temiendo poner en peligro la misión, y con la esperanza de que su padre renuncie al lado oscuro y vuelva a la luz; Luke se entrega a las tropas imperiales. Intenta convencer a Vader de que aún hay bien en él, pero no lo consigue, y es llevado a la presencia del Emperador Palpatine.
Mientras tanto, Han, Leia, y el resto del Comando Rebelde que intenta destruir el escudo que protege a la Estrella de la Muerte, caen en una emboscada planeada por el Emperador, que planea destruir a toda la flota de la Alianza. Gracias a la ayuda de unos inesperados aliados, los Ewok, consiguen derrotar a las tropas imperiales y destruir el Escudo protector. La batalla por la destrucción de la segunda Estrella de la Muerte comienza entonces.
El Emperador Palpatine consigue llevar a Luke al borde de la desesperación; y provoca la lucha entre éste y su padre, Darth Vader, antes Anakin Skywalker. Ambos luchan arduamente, hasta que Vader descubre en los sentimientos de Luke la preocupación por su hermana. Luke estalla y acaba venciendo a Vader, cortándole la mano derecha. El Emperador ríe y le vuelve a proponer que se pase al lado oscuro.

Mirando su propia mano (que Vader había cercenado en la Ciudad de las Nubes), Luke ve cuánto ha llegado a parecerse a su padre, y renuncia al lado oscuro. "Soy un Jedi, Excelencia, como mi padre antes que yo".

Desairado, el Emperador ataca a Luke con el poder del lado oscuro, y está a punto de matarlo, pero Vader no resiste ver morir a su hijo a manos de Palpatine, y le arroja al corazón de la Estrella de la Muerte.

Mientras tanto, el Halcón Milenario, pilotado por Lando, llega al Reactor de la Estrella de la Muerte y lo destruye. La flota de la Alianza Rebelde ha ganado la batalla, y ha acabado con el Imperio. Luke consigue escapar de la Estrella de la Muerte antes de que ésta estalle.

La trilogía acaba con la celebración en el poblado de los Ewoks; y con el espíritu redimido de Anakin Skywalker al lado de Yoda y Obi Wan Kenobi.